No, aún no existen robots que limpien por ti

Mientras tanto, al menos elige bien con lo que limpias

¿Odias limpiar, pero te gusta la limpieza?

Entonces, estás en el sitio adecuado.

Vale… puede que lo de «odiar» suene un poco fuerte. Puede que simplemente no te guste o te parezca aburrido.

Es más. Ni siquiera hablamos de un todo o nada.

Con que haya una sola tarea de limpieza que no te guste hacer o te resulte un peñazo, me vale. ¡Será por opciones!

¿Y sabes por qué me vale?

Porque cuando algo no nos gusta o nos resulta más aburrido que un acuario de almejas, tendemos a buscarle una solución.

Bueno, siendo sinceros, la primera solución que se nos suele ocurrir es no hacerlo, pero hemos quedado en que nos gusta la limpieza. Está claro que no nos gusta limpiar, pero tampoco nos gusta vivir entre porquería.

Descartada esa primera e «idílica» solución, empezamos a buscar otras.

Y todas pasan por encontrar algo que nos ayude a realizar esa tarea más rápidamente y con menos esfuerzo.

Porque… ¡tenemos tantas cosas interesantes que hacer!

Incluso, en un determinado momento, hasta mirar a las musarañas nos puede resultar más excitante que ponernos a limpiar.

Y es ahí, en esa necesidad vital, donde aparece la vaporeta, la escoba eléctrica, la aspiradora, el limpiacristales eléctrico o la hidrolimpiadora, entre otros muchos.

Y, entonces, nos lanzamos a por ellos cuál cerveza helada a 40ºC a la sombra.

Y… ¡cataplón!

Nos damos la primera en toda la frente.

Mucha variedad de todo y muchos precios.

¿Qué ocurre?

Que cuando nos ponemos a buscar por primera vez, acabamos más perdidos que Papá Noél en una playa. Que si con bolsa, sin bolsa, ciclónica, vertical, robot, psi, bares,…

¡Ahrrrrr…..!

¡Pero si yo solo quiero algo que me ayude a limpiar!

Entonces, es cuando nos entran unas ganas locas de poner en marcha nuestra primera e «ídilica» solución. La de no limpiar, ¿recuerdas?

Sé lo que se siente.

A mi también me ha pasado lo mismo.

Tú sólo quieres algo que te ayude a limpiar y que se ajuste a tus necesidades y a tu presupuesto.

¿Fácil, no?

Sí, si alguien te echa una mano.

Pues bien, esa es mi idea con Limpiaplanet.

Ayudarte a elegir rápido y bien con lo que limpias con guías, análisis y comparativas.

Ahorrarás mucho tiempo y frustraciones en el proceso de búsqueda.

Además, estoy segura de que encontrarás lo que necesitas.

Algo que se ajuste a tus necesidades y a tu presupuesto.

¿Se puede pedir más?

Ummmm… déjame que piense……..

¡SÍ!

Un robot que limpie por nosotros. 

¡Ja,ja,ja,ja….!

Mientras eso llega, al menos, elijamos bien con lo que limpiamos.

¿Te parece?

Andrea Limpiaplanet

Me llamo Andrea y odio limpiar, pero me gusta la limpieza. Con Limpiaplanet quiero ayudarte a elegir rápido y bien lo que necesitas para limpiar. Algo que se ajuste a tus necesidades y a tu presupuesto.