Sobre mí

Andrea Limpiaplanet

¡Hola!

Soy Andrea y odio limpiar. Bueno, quizá lo de “odio” suene un poco fuerte. Dejémoslo en que no me gusta limpiar.

Aunque, si te soy sincera, hay algunas tareas que, literalmente, odio. Por ejemplo, limpiar el polvo, aunque tiene una explicación.

¿Sabes esas típicas figuritas que se suelen dar en las BBC (bodas, bautizos y comuniones)?

Pues… a mi madre le encantan. Hace colección.

Si tu madre tiene la misma afición, estoy casi segura de que sabes de lo que te estoy hablando. Esto es como Karate Kid, ¿recuerdas? “Dar cera – pulir cera”. Pues bien, en versión doméstica, sería “quita figurita – limpia figurita – vuelve a colocar figurita”.

No sé cuántas tenía, pero demasiadas en mi opinión. 

Sin embargo, esto no suponía ningún problema para mi madre.

¿Sabes por qué?

Porque mi madre tenía un truco infalible para limpiar rápido y sin cansarse: 4 hijos.

Vale… lo reconozco. Hacerse con un equipo de 4 limpiadores “cautivos” (no nos quedaba otra) tiene su mérito. 

Yo no tengo ese mérito (osea, 4 hijos), así que no me queda otra que limpiar, aunque no figuritas. Suelo ir a pocas BBC y, cuando voy, si me dan alguna, se la regalo a mi madre. Ya sabes, para que amplíe la colección. 

Y aunque no me quede otra, las tareas de limpieza me siguen pareciendo tan excitantes como un acuario de almejas. Una cosa, no quita la otra.   

Por eso, siempre estoy buscando la forma de hacerlas con el menor esfuerzo y en el menor tiempo posible.

¿Cómo?

Comprando cosas que me ayuden a hacer más llevadero esto de limpiar. Sigue resultándome igual de aburrido que un pollo asado sin salsa, pero al menos termino antes.

De todas formas, si limpiar supone un trabajo de por sí, elegir bien con lo que limpiar supone otro.

Nada fácil y bastante estresante, por cierto.

Porque cuando te pones a buscar, descubres que tienes opciones a patadas. Demasiadas en algunos casos.

Y, entonces, te empiezas a sentir más perdido que Papa Noél en una playa.

Tú sólo quieres algo que te ayude a limpiar y que se ajuste a tus necesidades y a tu bolsillo. Sin embargo, sientes que casi tienes que hacer un máster para poder elegir correctamente.

Conozco bien esa sensación. La he sufrido en mis propias carnes.

Por eso, he creado Limpiaplanet.

Aquí encontrarás guías, análisis y comparativas para que elijas bien y rápido lo que necesitas para realizar tus tareas de limpieza

Mi objetivo: ¡fuera frustraciones!

Si tú eres uno de esos «frustrados» como yo, ¡nos vemos por aquí!