Cómo Desatascar Tuberías según el Tipo de Atasco

Los atascos en las tuberías son de ese tipo de cosas que, a pesar de no ocurrir con frecuencia, suponen un auténtico quebradero de cabeza. Por suerte, existen varios métodos eficaces para desatascar tuberías, aunque su efectividad está muy relacionada tanto con el lugar del atasco como con el grado.

Por eso, lo primero en lo que hay que pensar es en qué puede haber ocasionado la obstrucción. De esta forma, nos podremos hacer una idea del tipo de atasco al que nos enfrentamos para, así, poder aplicar el método más adecuado.

Si tienes una tubería atascada o quieres saber cómo desatascar tuberías, ¡sigue leyendo! Te voy a contar todo lo que necesitas conocer para que no haya atasco que se te resista.

¿Por qué se suelen atascar las tuberías?

Existen muchas razones por las que una tubería puede atascarse, aunque las más comunes son:

Vertido de desechos y residuos

Tirar por el fregadero restos de comida o el aceite con el que has frito los filetes o las patatas, por ejemplo, son dos de las causas más comunes de atasco. En el caso de la comida, aunque suele ser involuntario, es bastante habitual que pase cuando fregamos los cacharros.

Por otra parte, los atascos del W.C se producen, normalmente, por tirar cosas como pañales, compresas, papel higiénico en exceso, toallitas húmedas o líquidos viscosos como cremas o geles caducados.

Pelo

El pelo que se va por el desagüe del lavabo, como cuando alguien se afeita la barba, puede obstruir la tubería. Sobre todo, si se ha tirado una gran cantidad.

También el pelo que se nos cae cuando nos duchamos es otro elemento que puede taponar el desagüe de la ducha. Por eso, es importante limpiar regularmente y evitar que se acumulen pelos en el plato.

Objetos

Algunos objetos como cepillos dentales se pueden caer en la taza del váter y formar atascos después de tirar de la cadena. En estos casos, normalmente, hay que quitar la taza para recoger el objeto que se ha caído. Por lo general, esto ocurre por descuido o por travesuras de los más pequeños de la casa.

Vida útil de la tubería

Con los años, las tuberías se obstruyen por la cal contenida en el agua, así como por otras partículas de residuos que se sedimentan en las paredes y reducen el diámetro hasta cerrarlo totalmente.

Tuberías mal instaladas

Una cantidad excesiva de giros en el circuito de drenaje y tramos con pendientes elevadas en sentido contrario a la circulación del agua, pueden impedir el correcto tránsito de esta. Además, esto también facilita la acumulación de residuos en codos u otras secciones de la tubería.

Poca inclinación de la tubería

Una tubería de desagüe poco inclinada ralentiza y dificulta la evacuación del agua. Esto contribuye a la acumulación de desechos y residuos que podrían causar un atasco en cualquier punto.

Sección de la tubería

Si el desagüe tiene un diámetro pequeño, no podrá evacuar grandes cantidades de agua de forma rápida, por lo que los desechos y residuos pueden quedarse en la tubería y formar atascos.

Tipos de atascos

Principalmente, podemos encontrar tres tipos de atascos en las tuberías.

Ligero

Cuando la velocidad de bajada del agua por la tubería es algo menor de lo normal. Por ejemplo, en el caso del fregadero, el agua se queda un poco retenida hasta que baja por completo.

Moderado

Normalmente, cuando el agua tarda mucho más tiempo de lo normal en bajar y se queda una gran cantidad retenida. Por ejemplo, en el caso de la ducha, el agua suele subir bastante, llegando incluso a desbordar.

Fuerte

La bajada del agua es casi nula o nula, por lo que esta queda totalmente retenida. En el caso del váter, el agua sube hasta desbordarse por completo.

Los mejores métodos para desatascar tuberías

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de atasco, vamos a ver cuáles son los métodos más efectivos que hay para desatrancar tuberías.

Desatascador casero: agua hirviendo

Es un método bastante sencillo y uno de los primeros que deberías aplicar si hay un atasco ligero en la tubería del lavabo, fregadero, W.C, ducha o bañera.

Para ello, calienta 3-4 litros de agua hasta hervir y échalo por el desagüe de manera rápida, pero con mucho cuidado para no quemarte.

Este método resulta efectivo para atascos formados por elementos a los que les lleva algo de tiempo disolverse en la tubería como, por ejemplo, las costras de jabón o las “bolas de pelo”. Esto es porque el efecto del agua hirviendo ayuda a eliminarlos rápidamente.

Desatascador casero: bicarbonato y vinagre blanco

Este método es ideal para desatascar la tubería del fregadero o del lavabo, así como de la bañera o la ducha, siempre que se trate de un atasco ligero en el tramo inicial de la tubería. Esto es porque, para que realmente sea efectivo, se necesita que en la tubería haya muy poca agua o nada.

Básicamente, consiste en añadir bicarbonato y vinagre blanco por el desagüe y esperar unos minutos. Para finalizar, deja correr el agua caliente.

Este método no solo se emplea para desatrancar tuberías, sino también para el mantenimiento de las mismas. Por esta razón, es recomendable aplicarlo al menos una vez al mes.

Alambre

Es un método efectivo para atascos ligeros que se encuentran o bien cerca del bote sifónico, o bien en el sifón del fregadero o lavabo. Esto es porque el alambre, al ser un poco rígido, puede tener problemas para llegar a atascos alejados debido a los giros de la tubería.

Para este método, necesitarás un alambre fino de unos 2 metros, el cual deberás introducir en la tubería para arrastrar los residuos que puedan estar causando el atasco.

Este método pondrá a prueba tu habilidad, pero es una buena opción si buscas una solución rápida y no cuentas con otras herramientas para desatrancar.

Desatascador de ventosa

Es un método bastante popular para desatascar el váter, lavabo, fregadero, ducha o bañera cuando se trata de un atasco moderado. Especialmente, cuando la tubería se obstruye, por ejemplo, con pelo, papel higiénico o residuos que no están fuertemente adheridos a la tubería como la cal.

Para aplicarlo, solo necesitas el típico desatascador de ventosa que casi todos solemos tener en casa.

El método consiste en presionar el desagüe de la tubería con la ventosa y levantarla rápidamente. Así, se consigue un efecto de empuje de aire y succión que permite eliminar la obstrucción. Para que sea efectivo, es importante tapar el rebosadero con algo (trapo, cinta americana, etc).

Desatascador neumático

Una alternativa al desatascador de ventosa, es el desatascador neumático. Se basa en el mismo principio que el de ventosa (empuje de aire y succión), pero resulta más cómodo.

La diferencia principal con el anterior es que este tiene un émbolo como mango que permite realizar el efecto de succión/empuje de aire más fácilmente.

Al igual que el de ventosa, el desatascador neumático también se utiliza para los atascos moderados en el váter, lavabo, fregadero, ducha y bañera.

Desatascador de muelle

Es un método bastante útil para los atascos moderados de la ducha, bañera, fregadero o lavabo, sobre todo si se encuentran alejados del comienzo de la tubería. Esto es porque, gracias a su forma de espiral, tiene una mayor flexibilidad para desplazarse a través de todo tipo de tramos.

También se puede utilizar para desatrancar el váter, siempre que quites la taza.

Puedes encontrar desatascadores de muelle de 3 a 15 metros de longitud, aunque también los hay más largos. Algunos, incluso, cuentan con un motor eléctrico que facilita la introducción del muelle por la tubería.

Se procede de una forma similar que con el alambre: introduces el muelle en la tubería desde el sifón o el bote sifónico hasta encontrar el atasco. Luego, haciendo un efecto de empuje y arrastre, arrastras los residuos que están obstruyendo la tubería y deshaces el atasco.


Desatascador químico

El desatascador químico es muy útil para los atascos fuertes que se producen en el fregadero, lavabo, ducha, bañera o W.C. Lo único es que, algunos desatascadores de este tipo, tienen un efecto tan concentrado que, incluso, pueden agujerear las tuberías si se usan con mucha frecuencia o si las tuberías son muy viejas.

Por esto mismo, hay que tomar ciertas medidas de seguridad cuando se utiliza como, por ejemplo, usar guantes de látex resistentes a ácidos o mascarilla para evitar respirar sus vapores. Aparte de eso, no se debe mezclar con otros productos químicos ya que podrían producirse gases peligrosos.

Este método resulta efectivo cuando el atasco está causado por residuos orgánicos como restos de comida, cáscaras, semillas, etc., aunque también suele funcionar bien con residuos inorgánicos como cartón, papel, pinturas o cremas.

Para que realmente sea eficaz, es necesario que, en el tramo inicial de la tubería, haya poca agua o nada. Puedes encontrar desatascadores químicos en gránulos, líquido o gel.

Su aplicación es muy simple. Solo debes añadir una determinada cantidad de químico en la tubería y esperar unos minutos. Por último, vierte agua para drenarlo. En todo caso, es importante que sigas las instrucciones de uso del desatascador químico en cuestión ya que pueden variar de unos a otros.

Desatascador a presión

Este método es adecuado para atascos fuertes en el lavabo, fregadero o W.C, incluso aunque haya agua en la tubería.

Para aplicarlo, necesitarás un desatascador a presión, un dispositivo con una cámara de aire que se llena mediante un émbolo, bomba manual o motor eléctrico. Asimismo, en uno de sus extremos tiene una ventosa o un cabezal de goma que se coloca sobre el orificio del desagüe.

Básicamente, consiste en llenar la cámara de aire y liberar el aire a presión dentro de la tubería para eliminar el atasco.

Hidrolimpiadora

Los atascos fuertes o muy fuertes que se presentan en el lavabo, fregadero, ducha, bañera se pueden quitar con el agua a presión de una hidrolimpiadora. También se puede utilizar en el WC, pero tendrás que quitar la taza.

Este método es muy útil cuando el atasco se produce en tramos alejados. Por ejemplo, esos a los que solo es posible llegar desde el bote sifónico o desde la arqueta de aguas negras de la casa.

Para ello, necesitarás una hidrolimpiadora. Sirve cualquiera, incluso una básica (1400 W y 110 bares de presión), pero es verdad que a mejores prestaciones técnicas, más capacidad tendrá para desatascar.

Lo ideal es que tenga, al menos, 130 bares de presión y 1800 W de potencia. Con estas características, podrás desatrancar casi cualquier tubería.

Aparte de la hidrolimpiadora, necesitarás un kit para limpieza de tuberías, el cual consiste en una manguera de alta presión con un cabezal metálico. Dicho cabezal tiene una serie de agujeros por donde expulsa chorros de agua a presión hacia atrás. Así, la manguera se desplazará por la tubería y deshará el atasco.

El método consiste en introducir la manguera limpiadora de tuberías por el bote sifónico o por la arqueta de aguas negras hasta llegar al atasco. Una vez ahí, aprieta el gatillo de la pistola de la hidrolimpiadora y tira y empuja de la manguera mientras mantienes presionado el gatillo. 

Tabla resumen de los mejores métodos para desatascar tuberías

A modo de resumen, he preparado esta tabla donde puedes ver, de forma rápida, para qué tipo de atasco es adecuado cada uno de los métodos. Verás que hay 2 que no he explicado aquí (limpieza del sifón y fregona), pero que están incluidos en la siguiente sección.

Nota: si estás viendo este contenido en el móvil, desplaza la tabla con el dedo para ver todas las columnas.

 LigeroModerado Fuerte
Fregadero/LavaboAgua hirviendo
Bicarbonato y vinagre
Alambre
Limpieza del sifón
Desatascador de ventosa, de muelle y neumáticoDesatascador químico
Desatascador a presión
Hidrolimpiadora
Ducha/BañeraAgua hirviendo
Bicarbonato y vinagre
Desatascador de ventosa, de muelle y neumáticoDesatascador químico
Hidrolimpiadora
W.CAgua hirviendoDesatascador de ventosa, de muelle y neumático
Fregona
Desatascador químico
Desatascador a presión
Hidrolimpiadora

Tutoriales paso a paso de “Cómo desatascar”

Con la tabla resumen, doy por finalizado este artículo. De todas formas, por si acaso necesitas ampliar la información, he preparado una serie de artículos donde explico paso a paso cada uno de los métodos en función del lugar donde está el atasco.

Pincha en el que te interese para verlo.

¿Te ha resultado útil?
(Votos: 4 Promedio: 5)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove

Deja un comentario